Category: Océano de estrellas

Aquellos maravillosos años: los 18

Según marca la legislación española, un individuo es considerado mayor de edad a partir de los 18 años. ¿Por qué 18? Ni idea, pero alguna edad había que poner, ¿no?. Llevo unos días con ganas de hacer algún post autobiográfico, como los que escribía dando la brasa, y quiero comenzar rememorando los 18 años, una edad en la que crees que te vas a comer la vida, y te terminas comiendo un mojón.

Recuerdo medianamente mis 18 años. El 8 de Marzo de 2004, cuando apagué las velas de una tarta de yema que me compraron mis padres, pronuncié aquella frase que todos pensamos mientras somos menores, que es “ahora que soy mayor de edad puedo hacer lo que me dé la gana“… hasta que mi padre contraatacó con la frase que marcó mi recién estrenada mayoría de edad: “Hijo mío, ahora tienes 18 años, pero sigues siendo tan mierda y tan capullo como si tuvieras 17“. Sí, es mi padre y me quiere. Puro hamor, empezamos bien.

18 añitos, fiera, es hora de dejar el Bachillerato en el que me tiré dos años, y el paso previo es la Selectividad, puesto que mi objetivo por aquella época era la facultad de Informática de Sevilla, la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática, ETSII para los amigos. Por alguna extraña razón que aun desconozco conseguí aprobar todo, incluido la Literatura, la asignatura coco del colegio, y Francés, mi némesis personal [y eso que Mari Luz, mi profesora de aquella época, hizo todo lo posible por ayudarme, pero era un caso imposible]; el resto de asignaturas, pues ahí andábamos, con resultados dispares pero siempre aprobando. Llegamos a la hora de la verdad, Selectividad en Junio [encima en Sevilla, en un Verano más caluroso que lo normal].

Selectividad, hay que confesarlo, es una tanda de exámenes bastante fácil siempre y cuando se haya estudiado. Todos íbamos con el miedo no sólo de jugarse el futuro a una carta, sino de “si en hemos aprobado los últimos exámenes a duras penas, aquí nos cagamos“. Pues para nada: ya se encargaron de apretarnos las tuercas lo suficiente como para perder el miedo ante la hoja. Eso sí, estudiar e ir aprobando con holgura es condición necesaria para aprobar, si no… que Odín te coja confesado. Mis resultados… pues aprobé todo salvo una. No, no catee Literatura, que es la que más de uno habrá pensado, sino la que nunca esperé suspender: Historia, de las pocas que estudiaba por que me gustaban; suspendí, sí, igual que TODOS los que nos examinamos de Historia. Cosas de la vida, Filosofía, esa de la que la gente huía como de un inspector de la SGAE, aprobó todo el mundo con un examen bastante fácil. Por supuesto, cuando fuimos por las notas mi profesora de Historia no quería ni mirarnos por no escupirnos en la cara ^^U

Avanzaremos en el tiempo tres meses, llenos de papeles, matrículas, petición de becas que me denegaron una tras otra… Sí, ahí estaba, me esperaba la gloriosa facultad de informática de Sevilla, me iba a comer el mundo y convertirme en un gran informático en un ambiente de estudio y que me sacaría estudiando y esforzándome… Vida, eres una hija de puta. Resumiré un poco, ya que tela este año: Física era como leer chino, y en el primer cuatrimestre no aprobé ni una. Sí, estudié y aun así me dejaron el cacas. Bien, BIBA.

Aparte, fui tan inteligente que me quise matricular en Japonés I pensando que podría con todo. Sí, es una asignatura de libre configuración que estudié con pasión y dedicación… pero aun así, terminó bastante mal, ya que por intentar estudiarlo todo no aprendí nada. Sobre todo, quiero hablar de mi profesora, Miyako-sensei, la mayor fan del jamón ibérico que he conocido nunca. Las clases se nos hacían muy amenas, ya que era una persona con un gran sentido del humor y que aprovechaba muchos chistes que hacía para enseñarnos reglas memotécnicas para muchas reglas gramaticales, y especialmente para los kanjis, los 50 hijos de puta que ponían a prueba nuestras memorias necesarias para aprobar. Días como cuando nos llamó “hentai“, y cuando practicábamos el silabario y tocaba repetir tres veces seguidas la sílaba “cho” son de esos que aun permanecen en nuestra memoria. Lástima haberle perdido la pista completamente, esa mujer me encantaba.

Socialmente hablando, porque no todo son castañazos en los estudios, pues poca cosa. Hice mis amigos en la facultad, los cuales a día de hoy me sigo encontrando por la calle y me alegro hablar con ellos, mientras mantuve el contacto con muchos que aun hoy sigo encontrándome en los ambientes que frecuento [los salones del manga, malpensados]. En cierto modo quizás los 18 me sentaran bien, ya que empecé a dejar la extrema timidez que tenía desde chico a convertirme en el caradura que hoy me enorgullezco de ser; quién sabe de dónde vendrá esa metamorfosis, pero un año después bien que agradecí esa falta de vergüenza que muchos me reprochan hoy.

Bueno, supongo que ya os habré dado el tostón demasiado con mi vida. Dentro de todo lo malo también ocurrieron cosas buenas… pero quizás lo deje para otro post :P. Espero que este post os ayude a conocerme un poco mejor.

Confesiones de unos ciudadanos descontentos

Cuando comencé este blog lo primero que dije fue “lo quiero llevar adelante como un ejercicio de constancia“. Al final, después de dos meses y pico sin escribir una línea, habréis comprobado que tengo la constancia de una almeja.

Sin embargo, previo a un viaje que tengo pendiente a Málaga [II Salón del Cómic y Manga Asokinawa concretamente], estando en el trabajo mi madre me mandó un correo. Normalmente suelen ser recados en plan “compra-no-sé-qué-antes-de-volver-a-casa” y demás, pero no, hoy me mandó un correo que, cadena o no, a mí y a cualquiera nos haría pensar.

He aquí el texto íntegro:

Me llega este escrito y me ‘invitan‘ a que NO LO PARE.

NO LO HARE ya que, casi todo lo que dice, es para tenerlo en cuenta.

EL GOBIERNO: Ha bajado el sueldo a los funcionarios, suprimido el cheque-bebé, congelado las pensiones y reducido la ayuda al desempleo, (PARO), para afrontar la crisis que han generado los bancos los políticos y los especuladores bursátiles.

Nos gustaría transmitirle al Gobierno lo siguiente:

PONGAN COTO a los desmanes de las empresas de telefonía y de ADSL que ofrecen los servicios más caros de Europa y de peor calidad.

DIJO la Vicepresidente del gobierno “que es indecente que mientras la inflación es -1% y, tengamos más de 4.000.000 de parados, haya gente que no esté de acuerdo en alargar la jubilación a los 70 años”.

Nos gustaría transmitirle a esta “Sra. Vicepresidente” y a todos los políticos, lo que consideramos indecente :

  • INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 6.500 mes. Y bastantes más por diferentes motivos que se le pueden agregar.
  • INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.
  • INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).
  • INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, sólo necesiten jurar el cargo.
  • INDECENTE, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.
  • INDECENTE, es colocar en la administración a miles de asesores, (léase amigotes), con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados.
  • INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos y sindicatos pesebreros, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.
  • INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (ni cultural ni intelectual).
  • INDECENTE, es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.
  • INDECENTE No es que no se congelen el sueldo sus señorías, sino que no se lo bajen.
  • INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.
  • INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del ERARIO PÚBLICO.
  • Y que sea cuál sea el color del gobierno, toooooooodos los políticos se benefician de este moderno “derecho de pernada” mientras no se cambien las leyes que lo regula.

¿Y quiénes las cambiarán? ¿Ellos mismos? Ja.

Juntemos firmas para que haya un proyecto de ley con “cara y ojos” para acabar con estos privilegios, y con otros.

Haz que esto llegue al Congreso a través de tus amigos

ÉSTA SÍ DEBERÍA SER UNA DE ESAS CADENAS QUE NO SE DEBE ROMPER, PORQUE SÓLO NOSOTROS PODEMOS PONERLE REMEDIO A ESTO, Y ÉSTA SI QUE TRAERÁ AÑOS DE MALA SUERTE SI NO PONEMOS REMEDIO, está en juego nuestro futuro y el de nuestros hijos.

(Y para que este mail no se convierta en un spam, por favor, borra la dirección de quien te lo envió y escribe las direcciones de las personas a las que se los envíes en CCO.)

DONDE ESTAN LOS ESPAÑOLES?

QUE LEVANTAN MASAS PARA EL FUTBOL

Y NO PARA DEFENDER NUESTROS DERECHOS.

No quiero hacer apología de ningún partido político, ya que personalmente a mí todos me parecen lo mismo, unos CHORIZOS [cualquiera que haya cruzado dos palabras conmigo sabrá lo que opino en este tema], pero sí quiero quejarme. Quejarme porque mis padres, funcionarios de educación los dos, son las cabezas de turco de la administración central, que buscan “austeridad” a base de recortes de salario. Sí, no negaré que ellos están en una posición ciertamente privilegiada a nivel salarial, pero también se lo ganan ya que el desgaste físico [y sobre todo psicológico] que produce la enseñanza secundaria en estos últimos años es más que evidente.

Por eso os pido dos cosas desde estas humildes líneas:

  • Haced caso a lo que reza cierta canción del madrileño grupo “Ska-p“: “cuando pasen cuatro años, y lleguen las elecciones, va a votar SU PUTA MADRE“. Siempre la pongo de ejemplo, pero nunca una frase ha resumido tanto en tan poco.
  • No aplaudáis que los funcionarios pierdan sueldo para “ahorrar costes”, ni comparéis a los funcionarios de las administraciones, que son los auténticos parásitos enchufadillos o “funcionarios Forges“, con los trabajadores de los servicios públicos como los médicos, profesores… que son los que de verdad están pagando el pato sin merecerlos. Recordad que lo s

En fin, cuando vuelva de Málaga prometo traer ideas para nuevos posts, y no me limitaré a dar palos a la “Ley Hitler“… digooooo, “Ley Sinde“, que no me faltan ganas por otro lado…

Todos juntos ganaremos, madre. Todos juntos.

Blindmaiden

Nunca he sido buscador ni amante de las leyendas urbanas. De hecho, conozco las que conoce todo el mundo: el yeti, los cocodrilos en las alcantarillas de Nueva York, las señoras que tienen educación en la cola del supermercado… Esos fenómenos o personajes de los que se habla mucho pero nadie lo ha visto con sus propios ojos, y del cual siempre tenemos un amigo cuyo primo segundo por parte de padre tiene un colega de un vecino que sí lo ha vivido. Sin embargo, hoy de casualidad he encontrado una de esas leyendas que me ha resultado muy curiosa: la web Blindmaiden, la “Virgen Ciega.

Read more »

El S.e.x.o y n.o.s.o.t.r.o.s

Hoy quiero tratar un tema que normalmente se suele evitar o del que se habla con sutilezas, indirectas y evasivas. Sí, señores, voy a hablar de SEXO.

El SEXO, ese tema que a todos en algún momento nos da “corte” tratar y que nos pone a veces en situaciones incómodas. El SEXO es el tema más variable y voluble que puede tratar el ser humano, al poderse contemplar desde muchos puntos  de vista distintos: el puramente fisiológico, el biológico, cinematrográfico, romántico, animal… Porque sí, nos duela lo que nos duela, el ser humano es un animal, y por muy racionales que seamos tenemos unos instintos que nuestro cuerpo demanda satisfacer. Ayer, planteando este tema, lancé al ruedo de Twitter una cuestión. Ante la pregunta “¿El SEXO es bueno y mola o no?“, el pueblo respondió:

  • @dejandomarcas sex rocks ^^
  • @Duranial Mola, no hay más huevos XD
  • @Klarilis es bueno y mola mazo ^^
  • @Nefutari Pues claro que es bueno…
  • @Joanetto Por supuesto que es bueno y mola.
  • @elultimorey El SEXO es bueno, sano y mola. Siempre y no se llegue a esto http://bit.ly/bvrMxp #imagengif XD
  • @RBenages si alguien te dice que no, merece la pena capital

De ahí derivamos a una nueva pregunta: “Entonces, ¿por qué nos escondemos/avergonzamos/bajamos la voz al hablar de SEXO? Si es tan bueno…

  • @dejandomarcas seréis vosotros porque yo no ^^!!. VIVAN DOMINGOS Y DOMINGAS!!!!!
  • @Klarilis no deja de ser una parte privada de cada uno ^^
  • @Nefutari Simplemente por tabu social, creo yo….pero ya no lo va siendo tanto.
  • @iMiamca Nos reprimieron demasiado y durante muchos años tiempos atrás ´w` y eso tarda en curarse…
  • @RBenages Tabú social. Debido a los muchos años de represión, que ha sufrido este país. Sería una de tantas posibles respuestas.

Quizás Rocío Benages en su última respuesta ha dado con la clave de todo: hemos pasado muchos, muchísimos años reprimidos por una moral que, por alguna razón que nunca he alcanzado a entender por qué se piden determinadas cosas; claro, el día que le hemos hecho un corte de mangas a esa moral que ha satanizado todo lo SEXUAL por todos los medios durante siglos [que, por cierto, también ha resultado ser la mayor hipocresía de la historia] estamos “recuperando el tiempo perdido“, pero de forma bastante torpe.

A ver, ¿qué es eso de que “los niños vienen de París“? Está claro que no vamos a ponerles a nuestros hijos de 5 o 6 años una película porno diciendo “hijo, así se hacen los niños“, pero es hora de que entendamos de que con 10 años, o antes a veces, un niño [y por extensión una niña, no empecemos con bibianadas] sabe cómo funcionan las cosas, pero a medias. Lo que hay que hacer en esa época no es huir, sino informar; no pagarles los condones, sino explicarles para qué sirven y su importancia, y a partir de ciertas edades dejar de pensar que son tiernos e inocentes angelitos, especialmente en el caso de las niñas [sí, si yo tengo niñas seguro seré el padre más cromañón del mundo, y seguramente con mi hermana sea tres cuartos de lo mismo cuando llegue el día]. Y no sólo hablo de niños: los más creciditos tampoco lo sabemos todo, lo que nos obliga a aprender casi continuamente; no es sólo saber para enseñar, sino también para nosotros mismos, porque he escuchado cada barrabasada a ciertos adultos que me hace pensarme seriamente si no vivimos en una pequeña prolongación del siglo XIX…

Tratar el SEXO como una “guarrería” o como algo “sucio” es algo que atenta contra nuestra propia naturaleza. Tened la mente abierta y no os avergoncéis por ser, como decía Freud, animales SEXUALES, y usad esa racionalidad que nos hace únicos para darnos cuenta que no por pensar dejamos de ser animales. Y si no me creéis, pensad en las numerosas obras de arte que éste ha motivado, como la estatua que encabeza este post.

Espero que en alguna línea de este bíblico texto hayáis encontrado algo que os cultive como seres humanos. Y sí, he puesto la palabra SEXO y todos sus derivados en mayúsculas a posta, para escandalizar a la gente que pretendo que cambie su punto de vista, y de paso para saber cómo andáis de matemáticas contando cuántas veces pronuncio SEXO a lo largo de estos párrafos… que, por cierto, son ocho veces 😛

Nos la agarramos con papel de fumar

Este título tan cómico a primera vista es una expresión que suele usar mucho mi padre para hablar de lo remilgados que nos estamos volviendo con los años. Está claro que a medida que la sociedad avanza y “progresa” se vuelve más cómoda y reflexiva y piensa más en el mundo que le rodea, o al menos ésta era la teoría de mi profesor de filosofía sobre el nacimiento de su fuente de vida.

Si alguno de mis lectores es del año 75 en adelante seguro habréis escuchado a vuestros abuelos del hambre que se pasó durante la guerra y la postguerra, y muchos de vuestros padres habrán comentado que también lo han pasado muy mal por determinadas circunstancias. Está claro que ningún padre quiere que su hijo pase ninguna necesidad, es un instinto muy arraigado en nosotros… ¿Pero no nos estamos pasando?

Las últimas “técnicas psicológicas aplicadas a la educación infantil” nos dicen que si echamos una bronca o le pegamos a un niño de cualquier manera “podría traumatizarse. Lo que nadie me ha contado es, ¿qué tipo de trauma? Si de siempre se ha dado un cate a un niño chico que no se porta bien y no acaban en un psiquiátrico, ¿qué ha cambiado ahora? Incluso hoy algunos padres siguen dando más de un guantazo y ni son malos padres ni convierten al hijo en un delincuente. A mí nunca ha hecho falta arrearme, si bien es cierto que un par de veces me la he ganado, y aun no he pisado la carcel, fumo cosas raras ni me dedico a ser un maltratador en potencia… al menos que yo sepa, porque puede que mis traumas me hayan convertido en un psicópata que no se acuerda de lo que hace…

El problema de estos “traumas” son cosas como las que lees en Asco de Vida, donde un niño se dedicaba a tirarle piedrecitas a un hombre en silla de ruedas mientras la madre se descojonaba. Lejos de la veracidad o no de estas historias, no es la primera vez que cosas como esta ocurren: niños que se dedican a hacer el cafre a su antojo mientras sus padres se dedican a “vivir la vida“. Ahora no impera inculcar a los niños la disciplina, sino permitirles todo “para que no se traumaticen”. Claro, luego nos asustamos cuando vemos a los “NI-NI” por la tele o las noticias sobre el porcentaje de chavales que dejan el instituto por irse a una obra a currar… o directamente no van porque el día anterior estuvieron de fiesta y la resaca es sagrada. Esta viñeta, sin duda, es la mar de ilustrativa.

Sin embargo, no hablo sólo de nuestros estudiantes, tema recurrente de muchas conversaciones de señoras salidas de Facebook. Otro colectivo con el que “nos la agarramos con papel de fumar” son las llamadas “minorías sociales“. ¿Por qué a un gitano no puedo llamarle “gitano“? ¿Por qué a un negro no puedo llamarle “negro“, sino “persona de color” o demás mierdas lingüisticas? Pues porque “se pueden sentir ofendidos”, y no es plan de “generar conflictos”. Vamos a ver, a mí que no me jodan: un gitano, de siempre ha sido, es y será un GITANO, y por más vueltas que intentemos darle y muy diplomáticos que queramos ser es un hecho imposible de cambiar. Pero nada, tenemos siempre que ser muy recatados, finos y tolerantes todos…

Sin embargo, lo que más me repatea son los guardacoches, llamados cariñosamente en Sevillagorrillas” o “piojosos“. Recientemente, en Sevilla se aprobó una normativa que prohibía a los gorrillas, bajo multa de 120 euros. Los mismos gorrillas se ríen de esa norma, ya que la mayoría son insolventes y/o viven en la calle por causas derivadas de la droga, y la policía se ve impotente para eliminar esta lacra. ¿Lacra por qué?. Porque no sé vosotros, pero yo no consiento que me venga un guarro a exigirme un euro por aparcar en una avenida tal como es República Argentina justo a partir de las 20:01 de la tarde que se acaba el horario de zona azul; o sea, terminan unos chorizos de robarme y ahora vienen otros por la cara. Sobre estos “amigos” hablaré otro día largo y tendido, porque la historia de los “pobres marginados sociales” que aparcan coches bajo amenaza es tremenda.

En fin, con todo este rollo quiero decir que a las cosas hay que llamarlas por su nombre, y que si alguien realiza una acción mala o fuera de la ley o la educación hay que corregirla. ¿”Traumas“? ¿”Exclusión“? ¿”Xenofobia“? En dos palabras: MIS COJONES.

Menos traumas y más educación. Menos excusas y más igualdad. Menos tonterías y más justicia.

Hoy somos Dorian Gray

La semana pasada fui a ver con mi novia “El retrato de Dorian Gray“, aprovechando unas entradas gratis que le había regalado Cajasol [sí, de vez en cuando el banco da alguna alegría]. Ella andaba con la mosca detrás de la oreja, ya que sus gustos culturales y los míos suelen diferir en momentos puntuales: gustos musicales [ella Björk, yo Muse; ella Whitney Houston, yo Joaquín Sabina], gustos por los espectáculos [llevo años queriendo ir al teatro, pero se niega a venir conmigo, EJEM ¬¬]… y nuestros gustos filmográficos no son una excepción. Como nos íbamos a pegar una sesión doble de cine ella eligió una película [“Prince of Persia“, me encantó], y la mía fue “El retrato de Dorian Gray“.

Os pondré en situación: Dorian Gray, un joven increiblemente guapo y atractivo, llega a la Londres de finales de siglo XIX con intención de reclamar la herencia de su abuelo, su única familia, recientemente fallecido. Dorian, incauto y bastante mojigato, conoce en una serie de fiestas de la alta sociedad londinense a las que serían las dos personas más influyentes en su vida: Basil Hallward, un prometedor pintor que queda cautivado por la belleza de Dorian, y Lord Henry Wotton, un noble cuya filosofía de vida se basa en la satisfacción de su propio ego. Basil convence a Dorian para inmortalizarle en un retrato, el que terminaría convirtiéndose en su mejor y más importante obra, mientras que Henry termina convenciéndole que lo único importante en la vida es la belleza y la satisfacción de los sentidos.

Dorian, al ver el retrato de Basil, se enamora de su propia belleza, e influenciado por las “enseñanzas” de Henry, desea ser siempre como ese retrato, eternamente bello y joven. Con el tiempo, descubre que su deseo se hace realidad: él nunca sufre heridas ni los estragos de la edad, todos los recibe su retrato, así como sus acciones afectan a la belleza que originalmente reflejaba el cuadro. Obsesionado con las ideas de Henry, busca explorar y descubrir nuevas sensaciones, pervirtiéndose en todos los sentidos, y llevando la desgracia a todo el que le rodea, mientras su retrato se corrompe con cada mala acción que realiza.

La película, aunque no es un fiel reflejo de la novela original escrita por Oscar Wilde, muy recomendable por cierto, es una adaptación increiblemente buena, tan buena que hasta mi novia salió muy satisfecha de la sala. Durante la cena posterior, mientras empezaba la sesión golfa con “Prince of Persia“, llegamos a la conclusión de que la historia era muy visionaria.

¿Visionaria por qué? Simple: en épocas de comodidad y asentamiento, con sus necesidades básicas cubiertas, el hombre busca satisfacer su propio ego y sus sentidos, meditar sobre temas trascendentales… ¿Tenemos alguna necesidad que cubrir? Maticemos: ¿nuestra juventud tiene alguna necesidad que cubrir? Dinero cuando les hace falta, alcohol para ahogar sus penas y macerar sus alegrías, móviles mejores que el mío que me he pagado yo… Podría caer en la tentación fácil de hacer un post para despotricar de esta última generación, que tienen para despotricar, pero no sería justo no darnos un tirón de orejas a todos, ya que son los adultos quien les enseñan. Un par de ejemplos…

Hoy leo en Twitter que la web de “Sálvame” ha sido hackeada, dejando un “cariñoso” mensaje dedicado a Belén Esteban. Estando más o menos de acuerdo con la acción, deja en evidencia una cosa: el hecho de que la “princesa del pueblo” [¡mis cojones!] se embolse más de un millón de euros al año por escupir mierda barriobajera en un programa todavía más barriobajero, por no hablar de exclusivas en revistas, “robados” en Interviu, demandas varias [que sólo sirven para colapsar de estupideces los juzgados mientras casos verdaderamente importantes se quedan en las puertas]… ¡Y lo peor es que todo hay quien lo paga, y somos el populacho que tan indignados estamos!

Por otra parte, leí hará un año cosa así en la sección “El gilipollas de la semana” de la revista El Jueves que los ejecutivos de AIG, una aseguradora estadounidense que fue salvada de la quiebra con millones de dólares procedentes de los contribuyentes, lo celebraron gastándose más de 400.000 dólares en un viaje de una semana en el balneario más lujoso del país con todos los gastos pagados por la aseguradora.

Sí, queridos marineros de las estrellas, el hedonismo y egoismo que ya criticaba Ovidio en su poema sobre Narciso en tiempos antiguos, continuó Dante en la “Divina Comedia” y plasmó en su obra Oscar Wilde, y que llevó a la desgracia tanto al propio Dorian Gray como a todo el que le rodeaba, sigue vivo hoy, con más fuerza que ayer pero seguro menos que mañana. Es una lástima que al salir del cine nos quedemos pensando “qué buena película” en lugar de “¿me parezco a Dorian Gray?“. Deberíamos hacer un poco de ejercicio de autocrítica y pensar que hay cosas más importantes en la vida que nosotros mismos. ¿Qué es lo verdaderamente importante en la vida entonces? Eso es algo, queridos amigos, que no puedo contestaros yo, ya que mi felicidad puede que sea vuestra desgracia. Buscad ser felices y hacer felices a los demás, es mi consejo 😉

Bloguero de profesión, bloguero de pasión

El blog es, a día de hoy, uno de los servicios web más importantes y demandados por la sociedad informatizada junto con las redes sociales. Páginas sencillas de mantener, de tripas bastante complejas y con millones de posibilidades según el responsable; el mundo de los blogs, la llamada “blogosfera“, se ha convertido en un mundo aparte donde los blogueros intercambian ideas y opiniones de posts actuales y futuros. Hoy quiero distinguir dos tipos de blogueros: los blogueros de profesión y los blogueros de pasión.

Los blogueros de profesión se puede decir que tienen un trabajo envidiable: escribir en un blog es una actividad fácil y sencilla, y en muchos aspectos divertida. Yo, de hecho, trabajo rodeado de blogs, y todo el mundo me dice que mi trabajo es muy fácil y que muchos se cambiarían por mí sin dudarlo. Su misión principal es informar a los posibles clientes de la empresa dueña del blog, así como herramienta de posicionamiento en buscadores.

Efectivamente, es un trabajo que me gusta y que encuentro gratificante, pero este trabajo, igual que su yin, tiene su yang: debes ceñirte única y exclusivamente a las directrices de la empresa, o en su defecto de tu jefe inmediatamente superior, por lo que cualquier intento de personalización será rápidamente censurado. No se debe olvidar que estamos representando la imagen de una empresa, y que nos arriesgamos a liarla como el usuario de Twitter de Movistar el día del #especialiphone4. Seas como seas, estás obligado a mantener una línea editorial seria y formal para que esa seriedad se transmita al público.

Luego está el bloguero de pasión. Tiene una bitácora personal en la que hace lo que le sale de las narices. Está en su mundo, él impone las reglas y hace y deshace a su antojo. Su público busca un momento de relax, leer sobre la temática del blog y obtener algún tipo de información o experiencia que enriquezca al usuario.

Un blog personal es muy sencillo de llevar a buen puerto: simplemente escribe algo relacionado con la temática. Un blog de videojuegos hablará de esta forma de ocio digital, un blog sobre literatura nos ofrecerá textos y momentos literarios que dependerán del autor… En fin, es un mundo amplio. Tan amplio que, a primera vista, parece que está todo inventado, y para cualquier tema existen mínimo uno o dos blogs de referencia. ¿Cómo hacer que destaque el tuyo? ¿Cómo escribir y no parecer que estés hablándole a la pared? Sin duda los principios son difíciles, pero para promocionarte tenemos herramientas como Facebook o Twitter, donde yo promociono a punta pala Océano de Estrellas xD

Pasándote 8 horas de trabajo escribiendo, más otros tantos adicionales en otros blogs que mantengo, ¿de dónde saca uno ganas de escribir en un blog personal? Pues de uno de los grandes motivos que me impulsaron a volver a crear Océano de Estrellas después de una larga temporada en off: poder escribir, hacer y deshacer lo que me dé la gana a mi antojo, no depender de nadie, ser mi propio jefe… en una palabra: buscaba LIBERTAD. Y una persona que valora tanto su libertad como yo este blog supone una válvula de escape en mi reglada vida, un poco de caos en el orden que estoy obligado a mantener.

Con esto no quiero quejarme de mi trabajo, ya que no sólo me gusta sino que puedo afirmar que voy a trabajar a gusto. Sin embargo, valoro mucho tener este blog para poder decir todo aquello que pueda pensar y no puedo desahogar en otro sitio, y sobre todo valoro que haya alguien leyéndome, ya que si nadie me escuchara estas líneas no tendrían sentido.

En fin, gracias por escucharme un ratico ^^. Por cierto, la imagen de arriba es el rinconcito donde mi blog laboral nace, crece y se desarrolla, ayer me puse el segundo monitor y gracias a él pude ver el España – Suiza sin dejar de trabajar, lástima de resultado…

Preparar arroz para sushi

El Sushi, el plato más tradicional de la cocina japonesa, es objeto de pasión y odios a partes iguales: mientras mucha gente lo considera una delicatessen y un plato delicioso, una cierta parte lo consideran un plato grimoso, por el tema del pescado crudo y demás…

Como aficionado a la cultura japonesa que me considero, la cocina oriental es un tema por el que me he interesado mucho: sus sabores, sus ingredientes… son muy distintos a lo que tenemos aquí en España normalmente. Y, cómo no, me he atrevido a comer sushi. Aunque los primeros intentos son bastante difíciles [la historia de “sushi.avi” es digna de contarse, pero eso será otro día], finalmente lo conseguí: un sushi que se puede comer sin potar en el camino.

Read more »

“Alejandro”

Sí, van dos posts seguidos hablando de Lady Gaga, os juro que no lo tenía previsto xD. Pero hoy es medianamente necesario: hoy mismo, 8 de Junio, ha salido el sexto videoclip de la neoyorkina, “Alejandro“. La primera impresión: bueno, pero mejorable. Me explico:

Read more »

Lady Gaga, ¿inimitable?

A estas alturas de la vida, a menos que llevéis los últimos 3 años viviendo en una nave espacial, sabréis quién es Stefani Joanne Angelina Germanotta; bueno, si os digo ese nombre no os sonará… ¿pero y si os digo Lady Gaga? ¿A que ya sí?

Aunque no sea un “little monster“, forma cariñosa que tiene la Germanotta de llamar a sus admiradores, sí reconoceré que algunas de sus canciones son muy buenas y no es raro escucharlas en mi iPod, como por ejemplo “Bad Romance“, “Telephone” o “Paparazzi“, ésta última poniéndome más tierno de la cuenta por alguna razón que se me escapa. Por cierto, si no podéis acudir al concierto de Barcelona en Diciembre no os preocupéis, el 12 de Diciembre habrá otro concierto, esta vez en Madrid.

El post de hoy, antes que nada, no sería posible si no fuera por la encomiable labor de recopilación e investigación de @elbecario, cuyo blog en 20 Minutos suelo seguir con bastante interés. Cuando pensaba que Lady Gaga era inimitable e imposible de superar, he encontrado dos vídeos que me han hecho cambiar mi opinión sobre una cosa: Lady Gaga es jodidamente inimitable, ahora creo que incluso crea escuela xD.

Estos vídeos van dedicados a mi gran amigo @Rafibiris y a toda la tropa de pequeños twitteros catalanes,a los cuales aprecio mucho y que seguro tienen a buen recaudo sus entradas para el concierto de la Germanotta xD. Dicho esto, ahí van los homenajes de dos grupos de “little monsters“:

WordPress Themes