Soledad, tu solo nombre me hace compañía

Vivimos en la llamada “Era de la comunicación“: cualquier información que se produzca en el rincón más apartado del planeta llega rápidamente a nuestras casas gracias al poder de la televisión o Internet. Vivimos en una época en la que todo el mundo tiene Facebook o Tuenti, en el que hace “amigos” y se mantiene en contacto con gente de la que hace años está separa, o tiene docenas de kilómetros de por medio. Vivimos en una época en la que la llamada banda ancha nos ofrece la posibilidad de jugar con amigos, ver películas, partidos del Mundial de fútbol en directo, escuchar la radio… Sí, sin duda vivimos en una época maravillosa en la que la información es conocimiento, felicidad y progreso… O tal vez no.

Vivimos en una época tan llena de comunicación, tan social y en la que es tan importante estar comunicado, lo que casi nos ha obligado por religión a tener un teléfono móvil, a ser posible con conexión a internet, ¿dónde queda tiempo para el individuo? ¿Cuándo podemos explorarnos a nosotros mismos?

Sé que la tónica general de este blog es quejarme de lo que no me gusta y que en ocasiones puedo ser un poco coñazo, pero este post lo uso a modo de llamamiento: grito a los cuatro vientos que seais egoistas, penséis en vosotros mismos y os olvidéis de todo. Encerraos en vuestras habitaciones, sólos, tiraos en una cama o en el suelo mirando al techo, y ante todo vaciad la mente: no penséis en nada, todo a vuestro alrededor es intrascendente y secundario. A medida que os encontréis relajados, id pensando en qué habéis hecho ese día, plantead qué os alegra y qué os preocupa, cómo podéis arreglar lo que os preocupa… Todo siempre desde la más absoluta calma, tranquilidad y, sobre todo, soledad.

Estar solo no es malo, a pesar de lo que se nos haya metido en la cabeza desde que somos pequeños. Socializar es bueno, nos llena y complementa como seres humanos… pero también es verdad que de vez en cuando debemos aislarnos, pensar en nosotros mismos… El pensar en “qué dirán” nos ha hecho mucho daño, nos ha impedido ser nosotros mismos durante mucho tiempo; pues es hora de reivindicarnos a nosotros mismos.

Si el mundanal ruido no nos da la solución a nuestros problemas, buscadla en la soledad.

1 comentario

Other Links to this Post

  1. Tweets that mention Soledad, tu solo nombre me hace compañía -- Topsy.com — 16 agosto, 2010 @ 13:36

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Dejar un comentario

 

WordPress Themes